[M] Ir al Menú de navegación

[C] Ir al contenido

[I] Ir al índice de sección


Calidad turística

tuv


Actualidad

04/07/2013

Chechu Garraleta, 13 años en la recepción del Balneario

“Lo que más valoran los clientes son nuestras aguas y la atención de todo el personal”, afirma el único recepcionista masculino de la estación termal

Gracias a la experiencia que atesora en la recepción del Balneario de Fitero, 13 años,  Chechu Garraleta Berdonces se ha convertido en una de las caras conocidas para los clientes que disfrutan de la estación termal. “Hay personas que vienen todos los años y al llegar, preguntan por un recepcionista en concreto para que les atienda porque ya le conocen de la temporada pasada. Más de la mitad de la clientela repite un año tras otro y ya tiene un empleado de referencia”.

En 2000 se incorporó al Baños de Fitero como recepcionista y es el único hombre del equipo de recepción, integrado por cinco personas. “El 90% del tiempo estoy en el hotel Gustavo Adolfo Bécquer, pero si hay entrada de algún grupo de clientes en el Virrey Palafox, acudimos allí como apoyo”.

La recepción es el primer contacto que el cliente tiene con el Balneario y, una vez instalado, el lugar donde aclarar dudas o pedir información. “Cuando llega un cliente, después de registrarle, si viene por primera vez le explicamos cómo está organizado el Balneario y su funcionamiento: dónde está el servicio médico para acudir a la consulta inicial, cuáles son los horarios de comida, de la galería de baños..”

Consultas turísticas e historia del Balneario

Después, añade Chechu Garraleta, los clientes se acercan a la recepción para solicitar información de lo más diversa: “Nos preguntan por posibilidades de recorridos turísticos de los alrededores, por las temperatura de la aguas y sus características, por la historia del Balneario… Aunque no sea en profundidad, tenemos que saber de temas distintos para poder atenderles”.

Y un lugar tan accesible como la recepción también se convierte en punto donde transmitir las quejas. “Si podemos, la solucionamos desde aquí y si no, se la remitimos a la coordinadora de calidad o al departamento correspondiente”. Por suerte, confiesa Chechu Garraleta, las muestras de descontento son poco frecuentes y quedan eclipsadas por el gran número de felicitaciones y agradecimientos de los clientes. “La gran mayoría de las personas que vienen son encantadoras. Lo que más valoran son los efectos de nuestras aguas y la atención del personal de todo el Balneario, que lo agradecen mucho. Lo del trato familiar y cercano creo que nos sale espontáneo, seguramente por la forma de ser que tenemos aquí en la Ribera”, apunta el recepcionista de Baños de Fitero.

Eso sí, reconoce que le gusta la actividad y estar en contacto con gente: “La jornada se hace mucho más larga cuando no hay trabajo. Si estás recibiendo a clientes continuamente y, además atendiendo el teléfono, se pasa la mañana volando”, asegura.

« Volver a la página anterior

 

C/ Extramuros, s/n. 31593 Fitero - Navarra - España - T. 948 776 100