[M] Ir al Menú de navegación

[C] Ir al contenido

[I] Ir al índice de sección


Calidad turística

tuv


Actualidad

30/10/2014

Las acciones térmicas, inmunosupresoras y sedantes de las aguas minero-medicinales alivian las afecciones dermatológicas

La balneoterapia está indicada en casos de dermatitis atópica, eczema, prurito, psoriasis, quemaduras y cicatrización de heridas

En un artículo anterior sobre la aplicación de la balneoterapia para el tratamiento de afecciones dermatológicas recordábamos su empleo desde tiempos antiguos y los efectos que tenían en enfermedades como dermatitis atópica, eczema, prurito, psoriasis, quemaduras y cicatrización de heridas.

Ahora nos centraremos en su forma de actuación y en las indicaciones concretas para cada patología según la composición del agua.

En primer lugar, cabe recordar que los efectos son debidos “a la interacción local entre los constituyentes del agua minero-medicinal y la estructura de la piel. Por tanto, están relacionados directamente con la composición química y la permeabilidad de la piel. Se produce por el gradiente de presión y siguiendo las Ley de Difusión de Fick,  que explica cómo los elementos pueden atravesar la barrera dermatológica”, explica el doctor Jesús Antonio Llorente González, miembro del equipo médico del Balneario de Fitero.  

Efectos analgésico, antiinflamatorio y  relajante muscular

Entre las consecuencias derivadas de las propiedades físicas del agua sobre la piel se encuentran las acciones térmicas, responsables de los efectos analgésico, antiinflamatorio y relajante muscular. Al mismo tiempo, la actividad inmunosupresora que ejerce el agua minero-medicinal sobre la piel resulta positiva frente a la dermatitis, al favorecer la proliferación de linfocitos T. Igualmente, continúa el doctor Llorente, “al favorecer la alimentación celular, las aguas minero-medicinales logran una mejora en la evolución de cicatrices producidas por lesiones o quemaduras”.

En el caso concreto del aguas del Balneario de Fitero, la presencia de gas Radón entre sus componentes ejerce un efecto sedante sobre la piel, mucosas y sistema nervioso central, circunstancia que “mejora la sintomatología de enfermedades como dermatitis atópica, eczemas y psoriasis, que habitualmente se manifiestan con picores”, concreta el especialista del equipo médico de la estación termal navarra. 

« Volver a la página anterior

 

C/ Extramuros, s/n. 31593 Fitero - Navarra - España - T. 948 776 100