[M] Ir al Menú de navegación

[C] Ir al contenido

[I] Ir al índice de sección


Calidad turística

tuv


Actualidad

16/05/2013

Marcos Serrano: “La piscina termal exterior no tiene nada que ver con una climatizada”

El socorrista de los Baños de Fitero asegura que las características del agua y sus 34 grados de temperatura durante todo el año “la hacen muy especial”

Desde su puesto de socorrista, Marcos Serrano tiene una visión privilegiada de cómo se disfrutan y de los beneficios que aportan las piscinas termales exteriores del Balneario de Fitero.

“Es uno de los servicios que más aceptación tiene”, afirma. Y no sorprende que así sea, porque darse un baño a la intemperie en cualquier época del año en una piscina con una temperatura media de 34 grados resulta muy atractivo. “No tiene nada que ver con una piscina normal ni con una climatizada. Tanto las propiedades del agua como la temperatura la hacen muy especial”, añade.

Desde hace 7 años, Marcos Serrano Villafranca es uno de los tres socorristas que trabajan en las piscinas de Baños de Fitero. Habitualmente se ocupa de vigilar la situada junto al hotel Gustavo Adolfo Bécquer, si bien en ocasiones presta sus servicios en la piscina del hotel Virrey Palafox.

Reconoce que, como socorrista, afortunadamente no tiene demasiada actividad. “La piscina se divide en dos zonas y en una de ellas cubre poco. Alguna vez se han producido situaciones en las que ha habido que intervenir, pero generalmente no tenemos mucho trabajo”.

Eso que la piscina permanece abierta durante toda la temporada del Balneario, es decir casi 10 meses al año. “Aunque haga mal tiempo, los clientes bajan con sus albornoces, se bañan y vuelven al hotel. En verano, además, la gente también se queda por los alrededores tomando el sol en las tumbonas”.

Complemento de los tratamientos

Según explica el socorrista, los clientes la utilizan más para realizar ejercicios rehabilitadores que para nadar. “Es un complemento de los tratamientos de la balneoterapia  y la rehabilitación resulta muy agradable de llevar a cabo por la temperatura. Por eso, es normal ver a los bañistas haciendo ejercicios para la rodilla, la pierna, el brazo…”

Tanto por lo que le cuentan los clientes, “la mayoría repite todos los años y acabas haciendo amistad”, como por lo que ve desde su puesto de socorrista, Marcos Serrano se muestra convencido de los beneficios de la balneoterapia. “Quizá la artrosis no se cure, pero las personas afectadas sienten alivio y mejoría. Antes de venir a trabajar al Balneario, era escéptico sobre estos tratamientos, pero ahora puedo asegurar que son efectivos”, confiesa Marcos Serrano.

« Volver a la página anterior

 

C/ Extramuros, s/n. 31593 Fitero - Navarra - España - T. 948 776 100